top of page

El café, uno de los protagonistas principales del séptimo arte


El protagonismo del café en el cine es más recurrente de lo que podrías pensar. En esta entrada te hablaremos sobre un café icónico en la cultura cinéfila, el cual se convirtió en un ícono de la sensibilidad y el representante de una de las comedias románticas francesas más conocidas en todo el mundo. Estamos hablando del Café de los dos molinos ubicado en París. Su importancia radica en que en él se desarrollaron bellas escenas de El fabuloso destino de Amelie Poulain, película de Jean Pierre Jeunet estrenada en 2001. Si quieres saber un poco más, quédate con nosotros para saber más sobre este maravilloso lugar.

Ubicado en Montmartre en el distrito de París, el café los dos molinos se ha convertido en una interesante atracción turística. Tiene una fachada roja en donde se lee en grandes letras su nombre, mesas en las aceras y una terraza muy acogedora. La apariencia que se expone en la película no cambia en absoluto. Cojines color marrón, un gran ventanal, algunas columnas rojas, la famosa barra que Amelie limpiaba constantemente, los vasos de cristal, la puerta del baño y en el fondo un gran poster de la portada de la famosa comedia romántica, que funciona de homenaje al film.


El café los dos molinos se convirtió para las personas aficionadas al cine en los vestigios de un personaje que representó la inocencia y apertura a un mundo insospechado y mágico, lleno de asombro e imaginación. El sentido fantástico que proyecta este lugar invita a los visitantes a sentirse parte de la película Jaunet, a creer en las casualidades que conspiran para que el amor exista, en las conspiraciones de la ciudad, en los encuentros y desencuentros de las personas. Su nombre se le atribuyó porque está ubicado entre los dos molinos más famosos de parís: El Moline Blute Fin y el Moline Rouge. Algunos curiosos, al visitar el café y disfrutar de un buen café parisiense se dan cuenta que en el interior aún se conservan muchos objetos que estuvieron presentes en la película.

Este lugar es de gran valor para los aficionados del cine y el café porque es el punto de intercepción entre dos mundos aparentemente alejados. La reflexión de fondo que deja es que nada está aislado. El café de los dos molinos te invita a identificar las interrelaciones que conecta tu simple taza de café con una obre de arte, una canción, una conversación excepcional, una película o con el amor.

¿Alguna vez te habías planteado la idea de visitar esos fantasiosos cafés que descubriste en tus películas favoritas? Si no lo habías hecho, es el momento, esos lugares son reales y te están esperando. Solo tienes que coger tu mochila, ir en busca de ellos. Un ejemplo claro es el café de Amelie, no es un escenario artificial construido en algún estudio de cine, se trata de una tienda de café que puede ver y probar en cualquier momento. Esto pasa con muchos otros. ¿Cuáles son esos cafés que viste en una película y que te gustaría visitar para tomarte allí un café como si fueses un personaje más? En Café Primitivo soñamos con encontrar la magia del Café los dos molinos, ¿y tú?




4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Tienda de Café en Línea
bottom of page