top of page

La pasión más popular del mundo

Al abrir el diccionario por la letra A y buscar en la lista la palabra adicción, se encuentra el siguiente significado: Afición desmesurada de algo o hábito de consumo de determinados productos del que no se puede prescindir o resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia psicológica o fisiológica. El café, después de leer estas definiciones del diccionario se convierte entonces en una de las pasiones y adicciones más populares del mundo. Todo el mundo lo consume de manera reiterada y en definitiva actúa de manera directa sobre el cuerpo, sobre el sistema nervioso.

La vida de un apasionado por el café es como cualquier otra, con la simple diferencia de que su existencia no tiene ningún sentido si no bebe una buena dosis al día. ¿Cuántas personas sienten que su día no empieza si no se toman un café bien cargado en las mañanas? El café es el estimulante nervioso más democrático que existe en una sociedad. Todo el mundo lo bebe. Desde el zapatero hasta el abogado. Todos están en la misma red, todos son adictos a sus efectos.


Existen personas que, al esperar su taza matutina en la barra de alguna tienda de café se les hace agua la boca viendo cómo de la máquina, humeante y vistoso, se extrae el delicioso néctar que despertará todos sus sentidos y potenciará su cuerpo y su mente. ¿Te has preguntado si puedes vivir uno de tus días sin tomarte una taza de café? Si lo dudas es porque eres un adicto, un amante, un apasionado del café, como nosotros. Pero no te preocupes, muchos dudan.


Ni hablar de los que hacen el café en casa. La gran mayoría al despertar lo primero en lo que piensan es en ir y preparar el café que beberán durante todo el día. Disponen todo como si se tratara de un ritual en donde cada movimiento es importantísimo. Muelen el café enfebrecido por el aroma de los granos, doblan los filtros con extremado cuidado, calientan el agua entre 80 y 85 grados, disponen la cafetera o dripper, colocan el café molido y vierten el agua. Ese momento equivale al más feliz del día. El vapor que sube de dripper o el sonido del goteo de la cafetera les produce escalofríos e inmenso placer. Una vez filtrado, colocan el café en termos para que se mantenga caliente durante todo el día. Hay personas que beben más de dos litros al día.

Si por algún motivo te sientes identificado no tienes por qué preocuparte, haces parte de una gran comunidad de amantes del café que se cuidan entre sí. Pregúntales a tus amigos cómo combaten los días de exámenes, las horas extras, el cansancio acumulado de la semana. Todos responderán: café. No se esta triste por que la vida sea injusta, haga mal clima, los semáforos tarden demasiado o los autobuses cuesten demasiado; se está triste porque no hay café. Un buen café lo arreglo todo. Científicamente hablando, un buen café lo arregla todo porque te quita el síndrome de abstinencia. Vuelves a ser un adicto y amante feliz a la cafeína. Y bueno, después de este diagnóstico curioso solo nos queda brindar al calor de un café. Salud.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Tienda de Café en Línea
bottom of page