top of page

Por qué no debes recalentar tu café


Muchas son las preguntas que nos asaltan cuando empezamos a explorar la cultura del café. Por ejemplo, ¿cuál es el mejor café? ¿El café debe tomarse con o sin azúcar? ¿Cuál es el método más fácil de usar? ¿Dónde puedo tomar clases de cata? ¿Cuál debe ser la tostión que debe tener mi café? ¿El café puede recalentarse o no? La respuesta a todas estas preguntas va a variar según el barista que te aconseje y por nuestra parte, no queremos establecer juicios de valor sobre si el café debe consumirse de una manera u otra ya que defendemos que esto debe depender del gusto de cada quien, pues la experiencia con el café es una experiencia llena de sensaciones que no tendrían que configurarse por lo que alguien señala al respecto.


Ahora, respecto a la última pregunta, sobre si podemos volver a calentar el café, sí queremos contarte algunas cosas para que puedas decidir. Sabemos que preparar café es toda un arte y que en su proceso intervienen un montón de factores, tanto en el cultivo, la producción como en la preparación, es por esto que no podemos dejar pasar ciertos puntos que, aunque parecen minucias, alteran nuestra taza de café.

La temperatura es una variable que debemos cuidar al preparar nuestro café.


Por nuestra parte, preferimos no recalentar el café dado que, al hacerlo, este puede llegar a perder algunas de sus cualidades y características de sabor o aroma. Esto se causa porque al cambiar el PH, ciertos componentes químicos, ácidos del café, se descomponen y estos, en altas concentraciones pueden llegar a afectar tu estómago. Por eso, te recomendamos que no recalientes tu café ni en microondas ni en una olla en la estufa.


Incluso, es frecuente encontrar, sobre todo en oficinas, cafeteras eléctricas las cuales mantienen el café caliente durante periodos prolongados. Esta es una pésima idea pues la temperatura constante amarga mucho el café. Para evitar esto, se recomienda que cuando usemos cafeteras, preparemos solo la cantidad que vamos a consumir al momento. Lo mismo, en el caso en el que prepares café en algún método como prensa, chemex, V60… Procura preparar la cantidad que vas a beber en seguida. Claro que, hay personas a las que les encanta tomar café a lo largo del día y bueno, en ese caso lo que deberían hacer es utilizar un termo térmico que mantenga el calor de la bebida.

Para aclarar aún más este punto, traemos una cita de una entrevista para la revista Dinero, que se hizo a Erika Chagoya León, barista mexicana, campeona barista, señala lo siguiente: “Cuando el café se calienta por segunda vez, suceden diversos cambios. El calor provoca que las moléculas del agua se evaporen y salgan de la infusión, haciendo que los materiales saborizantes se concentren más. A medida que estos elementos se concentran, el sabor cambia notablemente, destacando en la bebida sabores amargos y ácidos”.


Con esto, nos queda claro que por nada del mundo debemos recalentar nuestro café. No dejes de compartir este blog para que otros amantes del café también puedan enterarse y comprender las razones que argumentan y dan sentido a este “mito”. ¡Hasta una próxima entrada!

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Tienda de Café en Línea
bottom of page