top of page

¿Qué comprar primero, la máquina o el molino?


Si piensas que el café se ha convertido en el centro de tu vida y no puedes vivir sin estar cerca de él, tal vez la solución sea trabajar en una tienda de café. Lo interesante es que tú mismo puedes poner en funcionamiento una tienda de café especial. Un proyecto de esta envergadura siempre suscita muchas preguntas. La primera que se han hecho, que se hacen y seguirán haciendo los baristas nóveles es ¿qué comprar primero, la máquina o el molino? En esta entrada te hablaremos un poco sobre ello.


Lo primero en lo que debes pensar es en tus clientes. ¿A quién venderás el café? ¿Estarás en una calle con mucho o poco flujo de gente? ¿Cuántas personas crees que entrarán diariamente a tu tienda? Estas preguntas son muy importantes porque caracterizan tu tienda, le dan un foco y en definitiva le señalan qué equipos vas a necesitar. Por ejemplo, si tu tienda estará en la calle principal de la ciudad, lo más probable es que no puedas dar abasto a la demanda de los consumidores con una máquina de espressos muy pequeña. Tal vez tengas que tener por una máquina de tres grupos para cumplir las exigencias del público. Ahora bien, si estás en una calle secundaria y llegan menos clientes, no te rompas la cabeza buscando una máquina de campeonato, lo que necesitas es una máquina sencilla donde puedas preparar tranquilamente tus espressos. Piensa siempre en el contexto, revisa tus intenciones y circunstancias, y lo más importante de todo, no malgastes tu dinero.

Muchos baristas experimentados, después de haber bifurcado las adversidades del oficio, recomiendan una ecuación efectiva. Se trata de combinar un molino profesional con una máquina usada o remasterizada. Pero, ¿qué es una máquina remasterizada? Es muy simple. Se trata de una máquina que se ha usado antes en alguna otra tienda de café y por algún motivo se ha puesto a la venta. Muchos ingenieros mecánicos que se dedican al servicio técnico de estas máquinas las compran, cambian las partes que están desgatadas, e incluso las potencializan con trucos científicos y luego las ponen en venta. Este tipo de máquinas son las indicadas para cualquier tienda emergente. Las garantías son muchas: tienes una máquina en muy buen estado y posees un respaldo técnico por parte del vendedor. Si por algún motivo tu máquina deja de funcionar ya sabes a quién llamar.


La cuestión del molino es muy fácil de explicar. Si tienes un buen molino vas a poder graduar la molienda perfectamente y así obtener un buen café. Si tienes la molienda perfecta, con las micras que necesita tu máquina, obtendrás un buen café a como dé lugar, lo que se traduce en un cliente contento. Te darás cuentas que comprar un molino de baja calidad no es buena idea. Tendrás que cambiarlo en pocos meses. Lo mejor es invertir en uno que te garantice muchos años de trabajo. Si logras combinar un buen molino con una máquina remasterizada, tu café será el mejor de la cuadra. Brindar un buen servicio es igual a una tienda exitosa.

Qué marca de molino o qué marca de máquina es la mejor para realizar esta combinación ahora no es importante. Lo importante en este punto de ideación es que caracterices de manera clara qué tipo de tienda quieres a tu cargo. Una vez logres saber esto, combinar molino y máquina será como caminar por el parque. Planificar es el camino. Sea que desees una tienda de café o que quieras volverte todo un experto en la materia, Café Primitivo te acompaña en tus sueños.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Tienda de Café en Línea
bottom of page