top of page

Tu propia cata de café desde casa


En este momento histórico en el que nos encontramos, atravesamos por un periodo en el que está en la agenda de muchos aprender a tomar café de manera más especializada, con la intención de ampliar, extender la experiencia y hacer de esta una acción mucho más consciente y capacitada, cosa que permite que se descubra y se disfrute en mayor medida, eso que para otros suele ser solo una taza de café.


Es por todo esto que los cafés, cafeterías, institutos y escuelas del café, cada vez abren más programas y ofertas para capacitar a los apasionados por esta bebida y uno de los puntos clave de todos aquellos procesos de formación es el de la catación. También puede llegar a ser uno de los más complejos dadas las capacidades que exige. Recordemos que por catación entendemos a aquel análisis de carácter sensorial que permite reconocer las propiedades y cualidades del café a través de los sentidos. Aquí juega un papel muy importante el gusto (obviamente), el olfato y la vista dado que son los canales por los cuales viajan los sabores, olores y colores hasta nuestro cerebro.

Ahora, seguramente has visto que las catas de café suelen llevarse a cabo desde la comparación, es decir, se comparan las cualidades de un café y otro para elegir el mejor, el que más se acomoda a nuestras preferencias. No obstante, también es posible que realices catas solo con un tipo de café. Aquí un dato importante: si estás aprendiendo y quieres establecer, reconocer las variedades y posibilidades de los cafés, te recomendamos que lleves a cabo actividades comparativas de cata.


Recuerda que durante la catación buscamos analizar principalmente el aroma, el cuerpo, el sabor, el retrogusto y por supuesto el calor. Aquí te dejaremos algunos recursos y pasos necesarios para que puedas hacer tu propia cata de café desde casa y no pares de practicar, por suerte para esto necesitas muy poco y los pasos son sumamente sencillos.

Recursos:


Molino de café, bandeja de granos (si vas a probar varios tipos), cuencos para catas (deben tener tapa), copas de vidrio, cucharas para catas y hervidor de agua.


· Te recomendamos que el lugar sea tranquilo, iluminado y sin aromas extraños.


· Procura hacer una buena extracción del café que vas a probar (recuerda medir todo: cantidad de café, tiempo, tipo de molienda según el método, temperatura del agua…)


· Después de preparar la taza de café, retira la crema.


· Da un sorbo fuerte y deja el café en el paladar, en seguida permite que se mueva en tu boca para que el sabor sea absorbido por tus papilas gustativas.


· No tragues el café, escúpelo y vuelve a probar. Esto permite que halles sabores que antes no percibiste.


· Intenta tomar nota de tus hallazgos y compártelos con otros amantes del café.


Esta es una pequeña sugerencia, un ejercicio básico, sencillo para que te introduzcas en el mundo de la catación y para que puedas practicar desde casa. Cerramos esta entrada con la siguiente frase de Francis Villaespesa:


“El café, néctar de dioses, ha de ser, para ser bueno, ardiente como tus ojos,

negro como tus cabellos, tan puro como tu alma, tan dulce como tus besos”.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


Tienda de Café en Línea
bottom of page