top of page

La cantata del café


Si eres alguien que no está familiarizado con el mundo de la música, lo más probable es que te estés preguntando ¿qué es una Cantata? Quédate en esta entrada y contaremos todo sobre una obra musical dedicada al café en la Alemania del siglo VXIII.


Una cantata es en esencia una composición poética de cierta extensión escrita para que se le ponga música, especialmente para que se cante a varias voces. En 1732, Johann Sebastian Bach, compuso lo que hoy se conoce como Cantata del café. La letra fue escrita por el poeta Christian Friedrich Henrici, más conocido por el seudónimo de Picarder. Si bien la han catalogado como cantato a lo largo de su historia en el fondo no es más que una opera en miniatura, de tono irónico y jocoso, que narra la adicción al café que se estaba desarrollando en Alemania.


A pesar de que en el siglo XVIII el café era considera como una bebida foránea, muchos alemanes lo consideraban lo bebían gracias a sus efectos. Muchos lo consideraban un estimulante que intoxica social y físicamente, que causa euforia y contribuye a mejorar la digestión. He de aquí que se hayan levantado las primeras casas de café en Alemania. Estas casas de café, lo que hoy se conoce como tienda de café, vinculaban la vida cultural de la época, sus afanes artísticos y comerciales. Fue en una de ellas en donde se presentó por primera vez la representación de la Cantata del café, en donde se cuenta había un aria, del italiano aria ("aire"), que básicamente es pasaje musical creado para ser cantada por una voz solista, la cual se traduce como: ¡Oh, cuán dulce sabe! ¡más delicioso que mil besos, mucho más dulce que el moscatel!”.

El argumento central de la Cantata es la contraposición entre dos generaciones: un padre que prohíbe tomar café a su hija, una mujer con una profunda afición hacia la bebida. El padre, tratando de controlar la adicción de su hija le amenaza con toda clase de castigos. Entre ellos que no le comprará más ropa, que no le permitirá salir y ni siquiera asomarse a la ventana e inclusive que no aceptará que se case. Con esta última amenaza, la joven promete dejar el café, pero solamente si el padre le busca novio de inmediato. Mientras tanto, ella corre la voz que solo aceptará a un novio que le permita tomar todo el café que quiera.


La cantata del café además de representar la adicción al café tenía un profundo sentido irónico frente al recelo que algunos alemanes conservadores que concebida la bebida como algo mundano y de mal gusto. Incluso en algunos nichos de la sociedad, estaba completamente prohibida esta bebida para mujeres en edad de concebir, ya que se creía que podía producir esterilidad.

Como todo al principio, el café también fue visto con recelo y prohibido en algunas sociedades. No obstante, todo el movimiento social que se generó a su alrededor anuló tabúes y prejuicios y lo convirtió, como hoy lo sabemos, en una de las bebidas más apetecidas del planeta tierra. Dicho todo esto, no esperes más, sírvete una deliciosa taza de café y ríe con la jocosa composición de Johann Sebastian Bach y Christian Friedrich Henric.

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Tienda de Café en Línea
bottom of page