top of page

Café pendiente o caffè sospeso


¿Has escuchado o leído sobre el café pendiente o en italiano caffè sospeso? ¿Conoces esta práctica? Si no, este blog es para ti. Atentas y atentos.


El café pendiente es una iniciativa cuyo origen se remonta a hace más de un siglo, en Nápoles, una de las ciudades más habitadas del sur de Italia. Esta tradición antigua consiste en lo siguiente: tú pagas el café que te vas a tomar y, además, sumas a tu cuenta uno o más cafés que serán para clientes futuros quienes no tienen la posibilidad de pagar por su taza. Así, aquellos clientes llegan a la cafetería y preguntan al mesero o encargado si hay un café pendiente; de esta manera acceden al café que dejaste pago.


El café pendiente es una práctica filantrópica que busca ayudar de alguna manera a los menos favorecidos económicamente, asimismo, pretende eliminar la discriminación y la marginación. Por su éxito en Italia, este gesto se ha extendido a otros países del mundo, llegando a lugares como Argentina, Colombia, Brasil, México, Chile, Uruguay, entre otros muchos que se van sumando a las campañas tituladas ¿Cómo adherirse al Café Pendiente?, estas campañas también han empezado a considerar extender esta práctica a comida pendiente.

Si lo pensamos un momento, este gesto tiene mucho de romántico y tal vez por eso, ha sido inspiración en diversas obras artísticas como por ejemplo en el cuento del escritor, poeta y dramaturgo italiano Tonino Guerra, cuyo relato, titulado tal cual la práctica: Café Pendiente. Aquí el breve texto, un bello y claro retrato:


“Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas: – Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres pendientes. Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto: – ¿Cuáles son esos “Cafés pendientes”? Me dicen: – Espera y verás. Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés y pagan normalmente. Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés: – Tres son para nosotros, y cuatro pendientes. Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos. Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja: – ¿Tienen algún “café pendiente”?”.


Bajo el mismo título, encontraremos una película categorizada como docudrama, la cual fue estrenada en el año 2017 y se centra en narrar diversas historias cuyo eje fundamental es esta práctica solidaria. Es una coproducción entre Argentina, Estados Unidos e Italia y podrás encontrarla el Netflix.

¿Qué opinas sobre el café pendiente? ¿Crees que deberíamos tenerlo en cuenta en esta región cafetera? Cuéntanos todo lo que piensas al respecto y no olvides compartir.



56 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


Tienda de Café en Línea
bottom of page